Niños y perros.

Una pequeña explicación sobre los riesgos de dejar solos a los niños más pequeños con nuestros perros, y cómo evitarlos, por Juan Luis de Castellví Guimerá.

Aunque parezca obvio mucha gente no asume que los perros son animales, se tiene una idea demasiado idealizada, como dice Jean Donaldson en “el choque de culturas”, perros Disney. Y por supuesto son maravillosos. Pero para ciertas cosas serán sólo tan maravillosos como les hayamos enseñado a ser. Del mismo modo que harán pis en cualquier sitio hasta que les enseñemos a hacerlo donde nosotros queramos (la calle normalmente), también tienen otras conductas innatas. Querrán proteger su comida, sus juguetes y su espacio del mismo modo que lo haríamos nosotros. Si no les hemos acostumbrado a que no pasa nada por meterles la mano en el plato o quitarles lo que tengan en la boca, luego no debería sorprendernos que gruñan y enseñen los dientes al intentarlo. Y aún así probablemente sólo se lo permitirán a los que conocen, a la familia, (hay formas de hacerlo que te enseñará cualquier buen profesional, no lo intentes a lo loco).

¿Qué ocurre cuando llega un niño a una casa en la que ya hay un perro? Curiosidad. Por ambas partes, porque el niño también querrá tocar al perro según vaya creciendo y siendo más autónomo. Y dependiendo de cómo manejemos esa curiosidad, todo irá bien o surgirán algunos problemas en la convivencia.

woman girl animal dog
Photo by Tookapic on Pexels.com

El perro tendrá curiosidad por el bebé. Pero ¿Había visto a un bebé antes? Hay que acostumbrarlo. Los niños hacen ruidos inesperados, movimientos inesperados, huelen diferente. El perro tendrá que acostumbrarse. Además hay que evitar que asimile al niño con malas experiencias. Si cada vez que se acerca al bebé alguien le grita y lo echa del cuarto, o nunca le dejan olerlo, si el niño ya se mueve solo y siempre le tira de las orejas o se le tira encima… Cuando se quede solo con el recién llegado puede querer aprovechar para hacer todo lo que nunca le dejan. Puede ser tan simple como subirse a la cuna, no todo tiene que ser tan malo como un mordisco.
Por otro lado, el bebé no tiene noción de los riesgos. Cuando empiece a gatear se puede acercar al perro mientras come, caer sobre él mientras duerme, etc. Acciones que pueden provocar una reacción instintiva (desde un empujón hasta un mordisco). Pero que en un bebé pueden ser graves. Porque el perro solo estará lanzando un aviso en la mayoría de los casos, pero en un niño tan pequeño un aviso puede ser demasiado.

black dog beside little girl
Photo by bin Ziegler on Pexels.com

Por otro lado, hay conductas que para los humanos son normales pero para los perros no. A fuerza de costumbre se dejan, pero no les gustan. Como los abrazos. Algo muy de homínidos pero poco de cánidos. Y los niños disfrutan abrazando a sus perros. Hay que acostumbrar al perro o impedir que el niño esté todo el día agobiando al perro (hay que desterrar eso de que el perro tiene que ganarse el pienso aguantando a los niños).
Puede que tu perro acepte todo lo que no le gusta cuando tú estás, porque confía en ti. Pero a solas con el niño puede decidir defender su espacio, porque todos tenemos límites. Por eso hay que tener muy clara la relación de tu perro con tus hijos antes de pensar en dejarlos solos. Piensa en lo que harías tú si alguien tocara tu cartera mientras guardas el dinero que acabas de sacar del cajero, o si te quitan una papa frita del plato en un restaurante. Para el perro es similar. Puede aceptarlo de algunas personas, de otras le parecerá una agresión.

Sobre todo se trata de aplicar sentido común y evaluar bien las relaciones entre los miembros de la familia, entre los que aquí incluimos al perro. En general es bastante sencillo educar a todos en casa, pero eso incluye a los niños, que entiendan que el perro también necesita espacio.

adorable blur child close up
Photo by Matheus Bertelli on Pexels.com

Es complicado resumir tantas cosas, pero esperamos que se haya entendido el mensaje. La convivencia de perros y niños es sana y deseable, sólo necesitas aplicar unas normas básicas y todo saldrá estupendamente. Gracias por leer el artículo.

Originalmente publicamos está información en nuestra cuenta de Twitter: https://twitter.com/EtologiaCan…/status/1048511051199893504…

Puedes ampliar información en el artículo “Niños, perros y seguridad infantil”: http://blog.seguridadinfantil.org/…/ninos-perros-y-segurida…

Y también en este artículo del periódico “Canarias7” en el hemos participado desde el blog: “los veterinarios recomiendan no dejar a un bebé solo con un perro”. https://www.canarias7.es/…/los-veterinarios-recomiendan-no-…

Y en nuestra página de Facebook.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s