¿Cómo salvo a mi perro en caso de catástrofe?

Por Juan Luis de Castellví

No es la primera vez que pasa. Hay una evacuación por una catástrofe de cualquier tipo; incendio forestal, movimiento sísmico, inundaciones… Y los animales, tanto domésticos como de producción, se quedan atrás. No se les puede trasladar en los mismos vehículos que a los seres humanos, no se les puede albergar en los mismos espacios, no se les puede alimentar. De modo que la medida más habitual es soltarlos y esperar que tengan suerte y puedan escapar para ser reencontrados una vez pasada la emergencia, o dejarlos en casa con comida y agua esperando que no les pase nada.

Imagen

Hace tiempo, en diciembre de 2011, puse este tema sobre la mesa ante el Colegio de Veterinarios de Las Palmas (Provincia en la que residía hasta 2014), teniendo una buena recepción y gestión por parte de D. Javier Delgado, pero parece que el tema se paralizó, de modo que vuelvo a traerlo ante la opinión pública ¿Qué hacemos con nuestras mascotas si tenemos que evacuar nuestra casa? Esta situación es muy dura para el animal y para la inmensa mayoría de los propietarios, dado que generan unos fuertes vínculos con ellos. Hasta el punto de que puede suponer una fuente de conflicto entre autoridades y ciudadanos al oponer estos resistencia a ser trasladados sin sus perros, gatos o mascota de la que se trate. Además la técnica de soltarlos puede generar riesgos para los efectivos que estén trabajando en el escenario de la emergencia, por ataques, accidentes de tráfico, etc.

Imagen

¿Qué opciones hay entonces? Trabajar para incluir algunas sencillas fórmulas en los Planes Territoriales de Emergencias que permitan la evacuación ordenada y sistemática de los animales y no sólo de las personas. ¿Qué son dichos Planes Territoriales de Emergencias? También se los conoce como “Planes de Protección Civil”:

  • ¿Qué son los Planes Territoriales de Emergencia? Las herramientas que nos permiten coordinar los recursos, el personal y las soluciones para las emergencias extraordinarias, de un modo ordenado y sistemático.

Y cuándo se activan, viene regulado en los mismos Planes, generalmente en situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública. Este tipo de situaciones las podemos definir como: “Emergencia que por su gravedad genera una desproporción entre las necesidades de atención ocasionadas por los daños producidos o posibles y las capacidades ordinarias del sistema de protección civil para solventarlas, exigiendo medios extraordinarios para su gestión”.

Pues en el caso que nos ocupa, lo primero es tener actualizado un censo de animales, para eso hay herramientas en cada Comunidad Autónoma, como el “Zoocan” en Canarias o el “RIAC” en La Rioja , que registra todos los animales que disponen de chip con bastantes datos imprescindibles (raza, vacunación, propietario). Hay que incluir también un listado de albergues, públicos y privados, con espacio para llevar a ellos a los animales evacuados. Así mismo se puede disponer de un listado de voluntarios que estén dispuestos, dentro de sus posibilidades, para ir a recoger a los animales. En este punto es importante que esos voluntarios estén integrados en alguna asociación que permita tenerlos cubiertos con un seguro, dado que se entra en una zona con cierto riesgo, si bien las evacuaciones acostumbran a ser preventivas y hacerse con tiempo suficiente para que los intervinientes no corran peligro.

Una opción interesante y viable es integrar a estos voluntarios en las agrupaciones de Protección Civil locales, de modo que si se activa un Plan Territorial de Emergencias, participarían integrados en el mismo.

Es imprescindible conocer la capacidad de transporte de animales que tenemos disponible, esto se puede hacer conociendo los medios de las unidades relacionadas con perros, por ejemplo, de las administraciones de nuestra zona de influencia (si hablamos de nuestra Comunidad Autónoma, pues los medios que operan en la misma, independientemente de que su dependencia sea provincial, regional o estatal), por ejemplo la cantidad de plazas de los vehículos de la Unidad Canina del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, de los furgones municipales de recogida de animales, de la Unidad Militar de Emergencias, empresas privadas con servicio de recogida a domicilio de animales, etc. Esos vehículos se podrán usar para trasladar a los perros o gatos evacuados hasta los albergues.

Además habrá que estipular el tiempo que deberá pasar desde que se decrete el fin de la emergencia hasta que el dueño se haga cargo de su animal sin que se declare abandonado. En caso de que nadie se haga cargo y no se localice al dueño, se procederá como con cualquier animal que se haya encontrado en la calle.

Uno de los mayores problemas será el punto de la manutención de las mascotas, pero creo que sería fácilmente salvable llegando a acuerdos con grandes superficies de alimentación que también venden comida de animales, incluso con algunos fabricantes de piensos que tienen instalaciones en España. Seguramente estarán dispuestos a enviar X kilos de comida en caso de ser necesario. Algunas cadenas de alimentación que funcionan en nuestro país tienen acuerdos con ONG para regalar comida en caso de catástrofe, probablemente se pueda ampliar esa colaboración para que incluya alimento seco para animales. Al menos para los primeros momentos, luego se pueden hacer cargo los dueños. También sería conveniente que, igual que se enseña a la población a tener “mochilas de emergencias” con cosas básicas como agua, documentación de la casa, medicación, etc, los dueños de animales tengan algo similar preparado para sus animales por si fuera necesario (pipetas, medicación si el perro está enfermo, comedero y bebedero portátil, agua y una bolsa de pienso, además de la copia de su documentación). Siempre se pueden articular medidas para que, una vez se vuelva a la normalidad, los dueños puedan pagar los gastos ocasionados de un modo racional en caso de ser necesario. Sea como sea, teniendo en cuenta las diferencias de tamaño y necesidades nutricionales, se me ocurre que hay que calcular al menos una media de medio kilo de pienso por animal y día para saber la cantidad de pienso que nos hará falta, aunque este es un extremo a decidir por los Colegios de Veterinarios.

Sería conveniente que dichos Colegios de Veterinarios sean los responsables de la coordinación de estos eventos, pudiendo costear cada colegio la compra de un número X, por ejemplo 100, de jaulas portátiles desmontables que podrían ser instaladas cerca de las zonas destinadas al albergue de personas, dado que no conviene que se comparta el espacio físico habitable entre personas y animales por evidentes razones de higiene.

Para terminar, se ha de crear un sistema de etiqueta que se pueda colgar del cuello del animal,similar a las tarjetas de triaje humanas, que identifique a la mascota en todo momento. Se podrían distribuir y que se entreguen en el veterinario junto con la tarjeta una vez que se le ha puesto el chip al perro. Bastaría con tenerla en la “mochila de catástrofes” y usarla sólo si fuera necesaria la evacuación.

Imagen

Y por último, haría falta voluntad política para incluir todo lo comentado anteriormente en el apartado de Logística de los distintos Planes Territoriales de Emergencias de las 17 Comunidades Autónomas así como de las Ciudades Autónomas. Lo ideal es que se empiece por los PEMU (Planes de Emergencias Municipales), e ir “subiendo” hasta que este tipo de medidas alcancen TODOS los Planes de Emergencias.

Siguiendo estas pautas, en caso de catástrofe podremos saber la cantidad de animales que debemos evacuar, programar rápidamente los medios necesarios para ello, así como albergarlos cerca de sus dueños. No se me ocurre nada más humano que esto. No es complejo, y apenas conlleva gastos.

Como resumen, los puntos tratados son los siguientes:

–     Censo de animales.

–       Listado de albergues y empresas con espacio para llevar a los animales.

–       Listado de voluntarios que quieran acoger animales.

–       Medios disponibles para el traslado de los animales (Unidad Canina del CNP, de la PL, medios municipales, ambucan, unidad cinológica de la Guardia Civil, unidad canina de la UME).
–       Normas, legislación, respecto al tiempo necesario para que el animal se considere abandonado.
–       Acuerdo de gastos de manutención de los animales (intentar pactarlo con grandes empresas del ramo).
–       Compra por parte del Colegio de Veterinarios de un centenar de jaulas desmontables (tipo trasportín).
–       Sistema de etiqueta para colgar del collar, con los datos del perro y del dueño. (se puede repartir desde la aprobación de la inclusión de este apartado a través de los veterinarios).
–       Inclusión en el apartado de Logística de los Planes de Emergencias.

Ha habido muchas catástrofes en los últimos años en los que el tratamiento de la evacuación de los animales ha supuesto un problema. Uno de los más llamativos fue el Huracán Katrina, en Estados Unidos, donde una vez que pasó lo peor se constituyeron grupos de voluntarios para ir a rescatar a los animales, encontrando a multitud de perros y gatos que se estaban muriendo de hambre y sed en sus casas por no poder salir. La FEMA (Agencia Federal de Emergencias de EE.UU.), propone planes de acción para las mascotas en caso de catástrofe, de modo que ni seríamos pioneros ni es algo descabellado, ya lo dijo Gandhi:

“Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en la que trata a sus animales”.

Sugerencia d lista de contenido de la Mochila de Emergencia para nuestras mascotas:

  • Copia sellada de la documentación del perro. (incluyendo seguro). E historial veterinario.
  • Una dosis de la desparasitación. (suelen ser mensuales). Pipeta y pastillas. Collar antipulgas.
  • Medicación de cualquier tratamiento que tenga. (al menos para una semana).
  • Pienso para 72 horas. (si podemos con el peso para más tiempo, hasta una semana).
  • Agua para dos días.
  • Bebedero y comedero (los hay plegables).
  • Collar (con placa con su nombre, persona de contacto y teléfono), y correa.
  • Bozal (nunca está de más tenerlo a mano aunque nuestro perro no lo use habitualmente).
  • Botiquín adaptado al perro.
  • Un paquete de bolsas para sus heces.
  • Una estaca para atar al perro. (vale del tipo “tienda de campaña”).
  • Una toalla (por si hay que secarlo y/o como cama).
  • Manta térmica.
  • Foto en la que aparezcamos juntos para identificarlo como nuestro.
  • Juguete y premios.
  • Chaleco reflectante y/o luces en su collar o arnés.
  • Lista de amigos/familiares en otras áreas que se puedan quedar con el animal.
  • Lista de clínicas veterinarias y albergues de la zona, por si se escapa.
  • Pegatina para poner en la puerta: “Evacuado con mascota”.

Y para despedirme hasta que empecemos un sano debate en los comentarios del blog, dejo este enlace en el que una mujer de Gran Canaria formó un grupo similar al del Huracán Katrina para rescatar animales tras el último incendio forestal de la semana pasada en la Cumbre de la isla:Los rescatadores de mascotas.

Espero sus comentarios, gracias por la lectura.

Originalmente publicado en mi blog emergencias112 el 28/10/2013. Actualizado y publicado en Etología Canina el 11/10/2016.

—————————————————–

Imágenes: perros en la ventana: http://diarioverdi.blogspot.com.es/2005/09/animales-abandonados-despus-del.html

Perro nadando: http://www-tc.pbs.org/wnet/nature/files/2008/10/na_img_katrina_intro.jpg

Tarjeta de triaje (método start): Foto propia.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Andrés dice:

    Yo empezaria por el final. Es decir. Primero. La voluntad politica. A partir de ahí. Todo lo demas es bienvenido….
    Añadiria algo tan simple como cada vez que nos vallamos de casa. Dejáramos a nuestras mascotas con un collar de plástico o de goma dura. Para en caso de emergencia poder manipularlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s