Los perros sí usan herramientas; a nosotros.

Por Juan Luis de Castellví

Parece comúnmente aceptado que los perros descienden de los lobos. Pero entre las muchas diferencias que podemos destacar, hay una que me parece la más importante. O de las más importantes. Mientras los lobos han llegado a estar casi extintos y están en franco peligro, los perros no dejan de crecer y colonizar prácticamente cualquier espacio en el que haya una comunidad humana. ¿Por qué?

wolf-creative-commons-Caninest
Lobos grises. (Flickr creative commons image by Caninest)

Múltiples test de inteligencia se llevan a cabo con perros. No hace mucho que se empezaron a estudiar, dado que se pensaba que su constante contacto con el ser humano les había alterado la conducta y por tanto no eran útiles. Craso error. Tras empezar a estudiar a los perros, se han descubierto algunos datos muy interesantes, sobre ellos y sobre nosotros.

Volvamos a la evolución desde el lobo. Hay varias hipótesis. Una de ellas es que los humanos cogieron cachorros de lobo y se los llevaron a sus cuevas a vivir con ellos. Pensemos en una época en la que lobos y seres humanos éramos competidores. Ambas especies estábamos ampliamente extendidas por el planeta, y competíamos por las presas y el territorio. Los humanos mataban sistemáticamente a los lobos, y los lobos no eran muy cariñosos con nosotros, éramos una presa más. No parece probable que nadie quisiera llevarse una alimaña asesina a su dormitorio, tal debía ser el modo en el que los humanos veían a los lobos entonces.

Otra hipótesis es la de la auto-domesticación. Sugiere que había animales que estaban más predispuestos a tolerar la cercanía de otras especies, como la nuestra, y de este modo podían alimentarse de nuestros desperdicios. De este modo, los animales capaces de habitar cerca de enclaves en los que vivían humanos, eran menos agresivos y además empezaron a cruzarse entre ellos, dando lugar a los perros. Esta es la hipótesis que le parece más probable al Dr. Brian Hare, de la Universidad de Duke, y que yo comparto también debido a lo que voy a contar a continuación:

En 1959, el científico ruso Dmitri Konstantinovich Belyaev  empezaba un experimento en Siberia. Puso a varios zorros plateados en jaulas, y los sometió a un simple test. Un ser humano se acercaba a la jaula, si el zorro huía o se mostraba agresivo, se cruzaba con otros zorros “anti sociales”. Si mostraba curiosidad por el humano, ya sea acercándose a la persona, dejándose tocar o simplemente no siendo agresivo, se le cruzaba con otros zorros “pro sociales” con los seres humanos. Los resultados fueron espectaculares. El experimento continúa a día de hoy, pero en pocas generaciones, no sólo tenían una raza de zorros dóciles, sino que empezaron a ver cambios morfológicos, como disminución del tamaño de la bóveda craneal (normalmente las especies más evolucionadas tienen el cráneo más pequeño que sus ancestros), cambio en el pelaje que se volvió blanco con manchas negras, rabo curvo… en fin, que se empezaron a parecer a perros. Si quiere leer con más detalle sobre este tema, puede hacerlo aquí.

De modo que no parece descabellado en absoluto que en no demasiado tiempo, pudiera aparecer el perro alrededor de las comunidades humanas, descendiendo del lobo, pero sin sus atributos más agresivos.

He empezado el artículo hablando del uso de herramientas. ¿Puede un perro usar herramientas? Lo cierto es que los experimentos que llevan a cabo diversas universidades sobre su inteligencia, les dejan en muy mal lugar cuando tienen que tirar de una cuerda para obtener un premio. Y carecen de pulgar oponible para poder manipular objetos, así que ¿a qué me refiero exactamente? Pues a que los perros han aprendido a comunicarse con nosotros de un modo que les facilitamos la existencia. La simbiosis es importantísima. Por un lado la neotenia, los rasgos de los perros nos hacen pensar siempre en un cachorro, lo asimilamos a niños y eso nos impele a cuidarlos. Y por otro su facilidad para leer nuestros gestos. Sí, leen nuestros gestos. Saben lo que estamos mirando, aprenden de nuestros “rituales” para hacer casi cualquier cosa (como salir a dar un paseo), y pueden seguir nuestros gestos si miramos hacia donde hemos escondido su premio (y si lo señalamos, se lo ponemos más fácil aún).

En diversas pruebas, se pudo comprobar que el perro prefiere seguir la pista que le da un ser humano, que lo que ha visto con sus propios ojos. Si tiene a dos humanos a su alcance, irá a pedir ayuda al que tiene los ojos descubiertos antes que al que los tenga vendados o lleve gafas de sol, por ejemplo. Si el perro no sabe descifrar un problema, inmediatamente mirará al ser humano que tiene cerca para intentar que le dé una pista, e incluso le ladrará para pedir ayuda. Hay distintas formas de interpretar los estudios, en ocasiones la conclusión es que los perros no son demasiado listos porque no pueden resolver los problemas solos, pero yo estoy más por la hipótesis de que están tan adaptados a vivir en sociedades humanas, que su más brillante muestra de inteligencia es lograr que nosotros les hagamos el trabajo. Esto tiene su contrapartida, por ejemplo no conviene que los guías de perros detectores (explosivos, drogas, etc..), sepan donde está escondida la muestra en los ejercicios, porque podrían señalarle al perro accidentalmente dónde ha de buscar, disminuyendo su eficacia en un escenario real.

Poco a poco iré profundizando en este y otros temas de comportamiento, presentado estudios y debates. Por supuesto, sólo soy un aprendiz en este apasionante mundo, y en este primer artículo sólo he querido hacer una introducción que pudiera ser una pincelada de todo lo que podemos aprender con el estudio del comportamiento animal. También recomendaré libros y artículos, aunque desde luego quiero agradecer la inspiración que han supuesto para mi en el mundo de los perros el Dr. Bruce Fogle y el Dr. Brian Hare, cada uno en su campo, me abrieron las puertas de una nueva pasión.

Antes de terminar, me gustaría recordar una frase que circula por las redes sociales, atribuida a Albert Einstein, aunque desconozco si lo dijo él o no, pero es una buena guía para entender que cada especie tiene distintas habilidades a destacar, aunque en otros campos nos nos parezcan brillantes:

 “Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”
Espero los comentarios y el debate. Gracias por leerme.

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fran dice:

    Interesante. Coincido contigo x lo k he leído, en la hipótesis del origen del perro alrededor de las comunidades humanas x encontrar en ” la basura” k generamos una forma fácil de subsistencia. Creo que el perro es un animal mucho más inteligente de lo que creemos. El perro resuelve. Tiene capacidad de aprendizaje a través de la asociación y la repetición. Nosotros aprendemos igual a leer o a contar. Repeticiones. El perro interpreta y aprende nuestros gestos, tono de voz, rutinas, y da respuesta a ellas. Sabe hasta cuál es nuestro estado de ánimo. Lo único con lo que no estoy tan de acuerdo es con la neotenia , un término nuevo para mi. Si los viéramos siempre como cachorros equiparables a niños, no creo que fueran posibles las salvajadas que una parte de los humanos cometen con ellos. Por otro lado, si hay un comportamiento ” poco saludable” tanto para el humano como para el perro que es humanizarlos sobre manera. Para tratar con perros,aprender y disfrutar con ellos hay que ser más perro. Gracias x el artículo. Un gusto leerte.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Fran. Sobre la neotenia, creo que lo respaldan los estudios que demuestran la relación entre aquellas personas que maltratan animales y los delincuentes violentos. Se ha estudiado la trayectoria de muchos presos por delitos violentos y en un alto porcentaje empezaron maltratando animales, o seguían haciéndolo, claro. En mi opinión personal, ya veré con el tiempo si la ciencia lo respalda, alguien que maltrata a un animal (cachorro o no), es por definición una mala persona.
      Muchas gracias por tus palabras y por responder al artículo.

      Me gusta

  2. Ninette dice:

    Muy interesante!! Puesto que amo los perros me encanta saber todo lo que puedo sobre ellos asi que te agradezco mucho esta informacion!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tener el detalle de comentarlo, eso me da ánimos para seguir escribiendo. El próximo artículo sera sobre el vinculo entre los perros y los seres humanos. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s